Adios comida para llevar, hola chef para llevar.

Igual es una percepción totalmente condicionada (como esas que te llevan a ver escayolas cuando tú llevas un brazo escayolado o coches iguales al que tú acabas de comprarte) y es que últimamente, nosotros vemos cocineros en todas partes.
Tal vez es que se ha convertido en la profesión de la década, como en los 80 fueron los publicitarios, en los 90 los periodistas y en los 2000 los dj’s… pero ahora, los que cocinamos salimos en la tele vendiéndonos, opinando de cualquier cosa y con estilismos tendenciosos.

El cocinero es el nuevo publicistaperiodistadj y, después de ver el increíble programa producido por arte Francia y la blogotheque, Un Chef à emporter, el nuevo artista urbano.

Esta productora, conocida por sus formatos de corta duración que transportan a personajes a desarrollar su actividad en contextos totalmente diferentes al suyo (es famosísimo el capítulo de su programa Un concert à emporter en el que TODOS los miembros de Arcade Fire interpretaban un tema unplugged en un ascensor), ha decidido presentarnos a diferentes chefs a través de showcookings take away. En ellos, vemos cómo se puede preparar un sushi en una lavandería, un arroz tres delicias en una acera o cocinar una cena en la peluquería usando los recursos que van apareciendo en cada escenario.
Cocineros urbanos, guerrilleros, improvisados y clandestinos.

¡Nos gusta!

3670747_6404971797 CHEF_GREBAUT_Un-chef-à-emporter,2013 II