Foodspotting, la wikipedia del omnívoro.

Ya está aquí la hora crucial: demasiado pronto para comer y un estómago demasiado vacío como para no hacerlo.
La hora perfecta para hablaros de una app de gastronomía y que os hagáis automáticamente adictos a ella.
La aplicación en cuestión se llama Foodspotting y, en esencia, podría definirse como un hijo muy mestizo de foursquare, yelp e instagram. De papá foursquare ha heredado la capacidad para geolocalizar, de Yelp, la posibilidad de conocer la cocina de un lugar… sin haber visitado el lugar y de mamá instagram el afán por fotografiar cualquier nimiedad para que la vean otros (conocidos o no).

Así pues, si hace unos años, antes de comer se bendecía la mesa, ahora, es un hecho: se le sacan fotos. Y bajo esa premisa, foodspoting  almacena fotografías infinitas de platos que geolocaliza en diferentes lugares de referencia. Una muy buena opción si uno quiere comer, pongamos por caso, una hamburguesa de calamar tan rica como la de nuestra carta de verano, y no quiere tener que dedicarse a leer sesudas reseñas en Yelp acerca de la calidez de la iluminación o el volumen de la música de los lugares que la preparan.

Por lo que, tenemos fotos de platos geolocalizados que uno puede cribar por nombre, cercanía o recomendación, y perfiles de usuarios profesionales en  comer o profesionales en preparar comida de los que fiarse a la hora de elegir un lugar u otro.

¿Qué os ha parecido nuestro aperitivo sobre Foodspotting?
Si ha sido suficiente como para descargar la aplicación, buscadnos, nosotros ya estamos allí.

Imagen

Imagen