¡por un 2014 sonado!

Los fines de año arrastran consigo un montón de tradiciones que uno puede seguir o no, pero en la que de verdad (de verdad) confiamos nosotros, es en la tradición catártica de repasar y agradecer las cosas buenas que trajo el año que se fue.

Para nosotros, el 2013 ha sido el año de los sueños cumplidos.
El año de levantarse y decir yo puedo (y yo quiero). El del yomeloguisoyyomelocomo más literal. El año de aprender a manejar una tabla de excel con la misma soltura que un cebollero de 25cm. El año del compañerismo como en las películas del Oeste. A muerte.
El año de sorprenderse. Y sorprenderse otra vez y sorprenderse de sorprenderse de nuevo. El año del pulso contra uno mismo. Contra el cansancio, contra los dedos amoratados por pasar más horas de las saludables de pie.  El año de nuestras familias, amigos y parejas que han convertido nuestro proyecto en su proyecto y han tenido la generosidad de compartirnos. El año de hacer amigos entre los clientes y clientes entre los amigos.

Así que  a este 2014 solo le pedimos una cosa:  que todo lo anterior podamos repetirlo (y compartirlo con vosotros, claro).

trio claxon photocall